Estado gasta 7.400 millones al año por accidentes viales

Cada herido grave tras un siniestro representa un costo de unos u$s37.000 entre los que se incluyen los factores humano, vehicular, legal y sanitario. 

En el país se producen alrededor de un millón de accidentes viales por año. De ellos, 200.000 son considerados de gravedad. Y, según un informe realizado por el Instituto de Seguridad y Educación Vial (ISEV), cada persona que resulta herida en uno de estos accidentes graves representa para el Estado un costo promedio de u$s37.000: es decir que, en total, los siniestros viales les cuestan a los argentinos u$s7.400.000.000 por año.

El costo mínimo social de u$s37 mil dólares por herido grave en Argentina incluye los factores humano (vida, disminución permanente y temporal), vehículo, ambiente (daño en estructura vial), salud pública (sin contar rehabilitación) y costos administrativos legales. Si bien el número resulta impactante, es menor si se lo compara con otros países de la región e incluso con Estados Unidos. Tal como refleja el informe de la ISEV, el costo por cada herido grave en Perú es similar al de la Argentina: u$s37.500. En Brasil, cada accidente se estima en u$s45.000, una cifra idéntica a la del gigante norteamericano. 

En términos generales, la Unión Europea destina al año 200.000 millones de dólares a cuestiones relacionados con la seguridad vial. España, para tomar un ejemplo en particular, consigna casi el triple que Argentina al respecto: u$s21.000 millones. Es que, lógicamente, los accidentes de tránsito son una problemática global: al año, mueren en todo el mundo más de 1,25 millones de personas en siniestros viales.

Los datos que aporta la organización Mundial de la Salud (OMS) muestran una situación aún peor: establecen que el "costo que representa para los contribuyentes la siniestralidad vial es un 3% del Producto Bruto Interno de cada país". Si se tomara, entonces, el 3% del PBI argentino el costo se elevaría a u$s16.000 millones, el doble de lo que estima la ISEV. Según la propia OMS, en los países en vías de desarrollo se registran el 90% de las muertes por accidente de tránsito. Y en términos viales, los más vulnerables son a su vez los que se llevan la peor parte: la mitad de las muertes responden a peatones, ciclistas y motociclistas. Se prevé que para 2030 los accidentes de tránsito serán la séptima causa de defunción de la humanidad.

Es que, lejos de mejorar, las perspectivas parecen empeorar año a año. En 2017, el índice de siniestralidad vial en Argentina aumentó un 21,5% con respecto de 2016, lo que dejó un 9,2% más de muertos en accidente y subió en 16,6% los heridos graves. El 40,9% de las víctimas mortales fueron jóvenes de entre 16 y 30 años, según el ISEV.

 

Informe

Según los datos difundidos por el Observatorio Vial de la Cecaitra (cámara que representa a los productores de software vial en nuestro país), la mitad de los argentinos cree que aquí se producen más accidentes de tránsito que en el resto del mundo. Por otra parte, sólo un 3% considera que en Argentina se registran menos accidentes que en otros países del globo. Además, un 36% cree que los conductores argentinos tienen "bajo respeto" por las normas de tránsito. Sólo un 14% considera que es "alto o muy alto" y el 49% ni alto ni bajo. El resto se repartía entre el "no sabe no contesta" y el "muy bajo".

 

Ponemos a disposición los informes del Observatorio de Seguridad Vial para descargar.

La discusión de género está a la orden del día en los debates de la televisión, la radio y especialmente en las redes sociales. Por eso, desde el Observatorio Vial quisimos conocer si, mediante el paso del tiempo y las discusiones públicas, la mirada de las personas sobre las mujeres conductoras había cambiado. Y los resultados fueron auspiciosos.  Los resultados dejan ver una diferencia marcada por edad y género a favor de la confianza a favor de las mujeres. Es decir que, tanto las mujeres como los jóvenes, vendrían con menos “prejuicios de fábrica”.

También se consultó sobre la seguridad de los más pequeños a hora de viajar en auto. Si bien el uso de la sillita se encuentra instaurado, muchos consultados desconocían hasta qué edad era obligatorio el uso de Sistemas de Retención Infantil y cuándo podían viajar en el asiento del acompañante.  Sumadas todas las respuestas equivocadas, 6 de cada 10 desconocen qué dice la ley. Más motivos para seguir concientizando sobre la seguridad vial. 

Ver y descargar

Así como no respetar la velocidad máxima representa uno de los mayores peligros en las rutas y calles argentinas,  también respetar la velocidad mínima es clave, especialmente en rutas, autovías y autopistas. Desde el Observatorio consultamos sobre qué piensan los peatones y los conductores sobre su no cumplimiento y sobre la temeridad de la falta.  
Con respecto al rol del acompañante, la mayoría de los consultados afirmó que desarrollaba prácticas que colaboraban con que el conductor ponga su atención en la ruta y una gran mayoría dijo que le gustaría contar con mayor informacón sobre cómo llevar a cabo un acompañamiento responsable. 

Ver y descargar

A pensar de la creciente importancia de la realización de la VTV, la mayoría de la ciudadanía no tiene en cuenta cuál es la fecha de su vencimiento.
Muchos de los siniestros en las rutas tienen como causa principal la falta de descanso. Conocé los números en el primer informe del año.

Ver y descargar

La función del Observatorio de Seguridad Vial es facilitar contenido que muestre la percepción y conocimiento de la sociedad de la vialidad nacional. Compartimos los informes realizados por el Observatorio durante del año 2019

N° 1  |   N°2  |  N° 3 N° 4  |  N° 5  |  N° 6  |  N° 7  |  N° 8  |  N° 9  |  N° 10  |  N° 11

Hemos obtenidos numerosos resultados que se tradujeron en un mejor conocimiento del comportamiento social frente a la seguridad vial de nuestro país. Compartimos los informes realizados por el Observatorio durante del año 2018. 

N° 1  |   N°2  |  N° 3  |  N° 4  |  N° 5  |  N° 6  |  N° 7  |  N° 8  |  N° 9  |  N° 10  |  N° 11