Omisión mortal

 

Tal vez pueda señalarse la incidencia de cuestiones azarosas para explicar esta coincidencia temporal trágica. Pero hay también causas que influyen para que una alta proporción de las víctimas de siniestros viales sean personas que se transportan en moto. En lo que va del año, en nuestra provincia la cantidad de muertos por accidentes de tránsito asciende a 41, de los cuales más de la mitad -21- fueron motociclistas.

En el nivel nacional, aunque el porcentaje es algo menor, la cantidad de motociclistas fallecidos impresiona. En 2018, según datos de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, en Argentina murieron 2350 personas que viajaban en moto sobre un total de 5.366 personas fallecidas. El porcentaje alcanza al 43,8 por ciento. El 27,6% de los fallecidos circulaba en automóviles; el 11,9% eran peatones y el 3,7% ciclistas.

Lamentablemente, las estadísticas en materia de siniestralidad vial tienden a ser sobre todo registros generalizados, sin demasiada desagregación. Por esa razón, no se pueden determinar con precisión las causas inmediatas de los accidentes, insumo informativo que ayudaría a generar estrategias preventivas eficaces.

En el caso de los motociclistas, según relevamientos periodísticos un alto porcentaje de los accidentados no portaba casco protector, lo que sin duda agrava las secuelas de los choques o derrapes, siendo factor en muchos casos de la muerte de la víctima. De hecho, de los tres motociclistas fallecidos en las últimas horas, dos no portaban el casco.

Una encuesta realizada por el Observatorio Vial de la Cecaitra (la cámara que nuclea a las empresas productoras de software vial), relevó que solo cuatro de cada diez motociclistas aseguran usar siempre el casco al viajar en una moto. De todos modos, los propios encuestados que admitieron la infracción, reconocieron el riesgo mortal que entraña la omisión: el 87% reconoció que el riesgo es muy alto y el 9% que es alto.

Por las propias características del vehículo que conduce, el motociclista se enfrenta a más y mayores peligros que un automovilista. Las consecuencias de una colisión no son las mismas, como podrá inferirse fácilmente, si la víctima del siniestro vial se transporta en auto o en motocicleta. Conducir con sueño o alcoholizado en un automóvil es un hecho grave, pero hacerlo en una moto es prácticamente firmar su propio certificado de defunción. 

Los controles a los motociclistas por el uso del casco suelen ser molestos y causan demoras que generan inconvenientes, pero son necesarios. El rol del Estado es dictar la normativa adecuada y hacerla cumplir. El de los que se conducen en las motocicletas es tomar conciencia de que no se puede circular sin tomar las precauciones imprescindibles, porque, en caso contrario, corre riesgo la vida propia y eventualmente de quien va como acompañante.

Fuente: https://www.elancasti.com.ar/opinion/2019/8/21/omision-mortal-411915.html 

 

 

 

Ponemos a disposición los informes del Observatorio de Seguridad Vial para descargar.

Con relación a los diferentes grados de derechos y obligaciones que los peatones asumen a la hora de comportarse en las calles, la mayoría de los consultados opinó que no se sienten respetados en su prioridad de paso (53%) casi nunca o nunca,  pero no parecen reconocer las irresponsabilidades propias: “todos se manejan de manera irresponsable en las calles menos yo. 

 

Ver y descargar aquí

Una vez más, se encuentra la presencia de actitudes contradictorias y ambivalentes de la población ante las normas de tránsito y  la prevención vial.  Mientras que en términos individuales suelen responder que se ajustan a las normas y creen en la prevención, a la vez suponen que son los demás, es decir, la mayoría de la población, los que no tienen esa misma predisposición.  

De los datos obtenidos es posible observar que en opinión de la sociedad en general, resulta bajo el nivel de respeto a la norma del uso del casco por parte de los motociclistas, y la falta de conciencia sobre su peligrosidad es posible de atribuir a una faltante de educación vial con relación a la peligrosidad en el uso de motos y motocicletas y la gravedad del no uso de casco.  

Ver y descargar aquí

Una vez más, se encuentra la presencia de actitudes contradictorias y ambivalentes de la población ante las normas de tránsito y  la prevención vial. Si bien la mayoría de los consultados afirma estar de acuerdo con la instalación de alcoholímetros en bares, restaurantes y locales bailables, sólo el 14% se sometería voluntariamente a los controles. El 27% de la población considera que la peligrosidad de llevar objetos sueltos dentro del auto es baja y con respecto a llevarse el dedo a la nariz mientras el vehículo se encuentra detenido, el 53% dice casi nunca hacerlo. 

Ver y descargar aquí

En el informe del mes de Mayo, se han abordado tres ejes principales: respeto de los ciclistas hacia las normas, el riesgo por los carteles publicitarios en las rutas y, por último, la habilitación de bicicletas eléctricas o a motor en la bicisenda

Ver y descargar

En el informe del mes de Marzo, se han abordado tres ejes principales: El uso de la bocina: utilización y normativa, la posibilidad de existencia de controles automáticos y obligatorios de alcoholemia en los puestos de peaje y, por último, el uso de dispositivos de localización en automóviles.

Ver y descargar

Los encuestados han demostrado un amplio apoyo a la hipotética posibilidad de instaurar carriles exclusivos para motos y motocicletas en avenidas principales y a la implementación del registro de conducir digital

Ver y descargar

Se consultó sobre dos problemáticas en auge durante el período vacacional: el uso de cuatriciclos y el abandono de mascotas. Los resultados no dejan dudas de la opinión de la sociedad en ambos puntos. 

Ver y descargar

La mala utilización de las banquinas genera malestar entre los conductores y embotellamientos que perjudican la correcta fluidez del tránsito. Conoce los números de esta conducta tan arraigada en nuestra sociedad.  

Ver y descargar

Hemos obtenidos numerosos resultados que se tradujeron en un mejor conocimiento del comportamiento social frente a la seguridad vial de nuestro país. Compartimos los informes realizados por el Observatorio durante del año 2018. 

N° 1  |   N°2  |  N° 3  |  N° 4  |  N° 5  |  N° 6  |  N° 7  |  N° 8  |  N° 9  |  N° 10  |  N° 11