Un corredor seco (sin venta de alcohol) es visto como una solución para la siniestralidad en las rutas

Allí se les preguntó si "estaría de acuerdo con que se prohíba la venta de alcohol en rutas, estableciendo un corredor seco". Más de la mitad (57%) estuvo de acuerdo con la idea; un 22% dijo que no y un 21% no sabía.

"Que 7 de cada 10 personas estén de acuerdo con el aumento de los controles de alcoholemia da cuenta de que el peligro que representa el alcohol al conducir es conocido por la gran mayoría. Debemos continuar trabajando en la generación de conciencia vial ya que el respeto y la responsabilidad en las calles es fundamental para disminuir los siniestros viales", expresó Facundo Jaime, vocero del Observatorio Vial de la CECAITRA

Los datos de la encuesta realizada en Capital Federal y el Gran Buenos Aires, dieron cuenta que el 71%  está en un todo de acuerdo con mayores controles de alcoholemia, solo el 11% dijo que no y el 18% no se volcó por ninguna de las dos respuestas.

Teniendo en cuenta el sexo de los encuestados, las mujeres eligieron en un 75% el aumento de los controles, mientras que el porcentaje disminuyó a 67% en los hombres. En cuanto a las edades no hubo diferencias significativas.

La organización  "Luchemos por la Vida" difundió en su sitio web los efectos del alcohol en la conducción. Así plantea que con 0,0 g/l de alcohol en sangre no hay dificultad para actuar en el tránsito, ya que hay pleno dominio de las facultades para circular responsablemente, por lo que es nivel de riesgo es nulo.

Pero el riesgo sube a medio y la dificultad asciende a moderada con 0,3 de alcohol por litro de sangre, ya que se disminuye la capacidad de atender a situaciones de peligro. Además, las respuestas comienzan a ser más lentas.

Con 0,5 de alcohol en sangre (lo máximo permitido para conducir en nuestro país), el riesgo es alto, la dificultad es de moderada a severa y entre los síntomas aparece la reducción de la visión con dificultades de enfoque, lo que ocasiona desatención a las señales de tránsito, ya que no pueden ser percibidas adecuadamente.

La dificultad pasa a severa con 0,8 de alcohol en sangre, ya que la motricidad se ve afectada, se retardan los movimientos y, además, aparece una sensación de euforia y confianza. El riesgo es alto y el manejo se transforma agresivo y temerario, obedeciendo a impulsos sin razonar.

Con 1,5 de alcohol en sangre la dificultad es crítica y no se puede conducir. El estado de ebriedad es importante, los reflejos alterados y la reacción es lenta e imprecisa. La concentración visual se deteriora y mantener la atención se dificulta en extremo. El riesgo es muy alto, según lo publicado por la asociación que trabaja en la temática vial.

Fuente: https://www.seguridadvial.com.ar/index.php/ultimas-noticias/112-seguridadvial-com-ar/929-un-corredor-seco-sin-venta-de-alcohol-es-visto-como-una-solucion-para-la-siniestralidad-en-las-rutas 

Ponemos a disposición los informes del Observatorio de Seguridad Vial para descargar.

A pensar de la creciente importancia de la realización de la VTV, la mayoría de la ciudadanía no tiene en cuenta cuál es la fecha de su vencimiento.
Muchos de los siniestros en las rutas tienen como causa principal la falta de descanso. Conocé los números en el primer informe del año.

Ver y descargar

La función del Observatorio de Seguridad Vial es facilitar contenido que muestre la percepción y conocimiento de la sociedad de la vialidad nacional. Compartimos los informes realizados por el Observatorio durante del año 2019

N° 1  |   N°2  |  N° 3 N° 4  |  N° 5  |  N° 6  |  N° 7  |  N° 8  |  N° 9  |  N° 10  |  N° 11

Hemos obtenidos numerosos resultados que se tradujeron en un mejor conocimiento del comportamiento social frente a la seguridad vial de nuestro país. Compartimos los informes realizados por el Observatorio durante del año 2018. 

N° 1  |   N°2  |  N° 3  |  N° 4  |  N° 5  |  N° 6  |  N° 7  |  N° 8  |  N° 9  |  N° 10  |  N° 11