Monopatines eléctricos: aunque casi no los probaron, 7 de cada 10 porteños aprueban su uso

La Ciudad de Buenos Aires fue pionera en legislar el reglamento el uso de los los monopatines eléctricos​. La agilidad y comodidad se destacan entre sus máximas virtudes y en otras ciudades del mundo su uso se masificó rápidamente. Si bien aquí el desembarco es lento, es incierto aún cuánto uso le darían los porteños.

Ante la pregunta “tuvieron la oportunidad de utilizar los monopatines de alquiler”, solamente el 7% contestó que sí y que le gustó la experiencia, un 63% respondió que no, pero que le gustaría hacerlo. Es decir, 7 de cada 10 aprueban el uso de los monopatines. El 6% admitió haberlo usado y no haber tenido una buena experiencia y el 27% sostuvo que nunca los usaría.

En esta pregunta existieron diferencias según la edad de los encuestados. En la respuesta “no, pero me gustaría” fueron notorias: mientras 8 de cada 10 adultos de entre 30 y 49 años se volcaron por esta idea; sólo 3 de cada 10 mayores de 65 años dijeron que les atrae la propuesta de andar en monopatín.

De acuerdo a un encuesta entre 600 personas del Observatorio Vial de la CECAITRA, una amplia mayoría de los porteños los utilizaría, aunque muy pocos pasaron por la experiencia.

Además, se notaron discrepancias también considerando el sexo: el 11% de los hombres admitió haber usado el monopatín y dijo que le había gustado, pero el porcentaje disminuyó al 3% en las mujeres.

“Este nuevo dispositivo de movilidad llegó para facilitar el transporte en las grandes ciudades, donde el gran caudal de tránsito, en muchas ocasiones, dificulta la circulación. Se deben conocer sus alcances, sus prohibiciones y siempre deben respetarse las normas de tránsito. Es un vehículo que debe usarse con extrema responsabilidad”, expresó Facundo Jaime, vocero del Observatorio Vial de la CECAITRA.

Durante la encuesta también se les consultó si consideraban que “los monopatines de alquiler son una opción moderna y limpia para el transporte público”. Un 54% de los consultados dijo que sí, un 29% optó por el no y un 17% dijo no saber la respuesta.

A cuatro cuadras de la Plaza Serrano, en Palermo, Alberto Jarast, de 71 años, le dijo a Clarín que prefiere usar las bicicletas gratis de la Ciudad.

Le sale más barato, y le da la oportunidad de hacer un poco de ejercicio. Además, contó que usó un monopatín por primera vez la semana pasada, pero sólo "por curiosidad".

Cerca de él, un joven explicó que no los usa porque no quiere subir su información personal a las aplicaciones que hay que descargar para liberarlos.

También, una pareja de Arabia Saudita, de viaje en Buenos Aires, contó que en su paso por Singapur vio que los monopatines eran más populares. Allí, agregaron, no costaban tanto en comparación con lo que gana la gente.

En mayo de este año la Legislatura porteña aprobó la incorporación de este nuevo dispositivo de movilidad personal en el Código de Tránsito y Transporte de la Ciudad. De esta manera, se reconoció a los monopatines como nuevos actores del tránsito de la Ciudad y se estableció un marco regulatorio para los mismos, habilitando su circulación en la vía pública. La prueba piloto se reglamentó y comenzó a funcionar el viernes en forma oficial.

Las empresas que ya comenzaron a operar son Lime, Grin y Movo. Y en poco tiempo más se sumarán Bird y Glovo Go. Hasta ahora está habilitado que funcionen 4.000 unidades, a razón de 860 por cada empresa, aunque una de ellas llegará a 560.

Entre las condiciones para circular figura que se sólo puede trasladarse un conductor, el motor eléctrico debe tener una potencia máxima sea de 500 watts y la velocidad máxima para desplazarse es de 25 km/h.

Destrabar el monopatín para comenzar a usarlo cuesta $ 15. Luego, por cada minuto de uso se debe pagar $ 8.

Además, es obligatorio el uso del casco, los dispositivos deben contar con luz delantera y trasera para su visibilidad en condiciones de poca iluminación, un sistema de frenos obligatorio que actúe sobre sus ruedas, timbre o bocina que permita llamar la atención bajo condiciones de tránsito mediano, una base de apoyo para los pies y elementos reflectantes que permitan una adecuada visibilidad.

De acuerdo a la norma, los monopatines sólo podrán circular en los tramos con ciclovía o bicisendas y sobre la calzada (exceptuando avenidas). Esta prohibida la circulación por las aceras/veredas. Tampoco pueden circular por plazas, plazoletas, parques, cementerios, reservas ecológicas y otros espacios verdes, paradas de taxis o colectivos, bocacalles, esquinas, túneles, pasos bajo nivel o puentes y bocas de subterráneo.

 

SC

Fuente https://seguridadvial.com.ar/index.php/ultimas-noticias/112-seguridadvial-com-ar/770-los-peatones-argentinos-no-saben-cruzar-la-calle 

 

Ponemos a disposición los informes del Observatorio de Seguridad Vial para descargar.

A pensar de la creciente importancia de la realización de la VTV, la mayoría de la ciudadanía no tiene en cuenta cuál es la fecha de su vencimiento.
Muchos de los siniestros en las rutas tienen como causa principal la falta de descanso. Conocé los números en el primer informe del año.

Ver y descargar

La función del Observatorio de Seguridad Vial es facilitar contenido que muestre la percepción y conocimiento de la sociedad de la vialidad nacional. Compartimos los informes realizados por el Observatorio durante del año 2019

N° 1  |   N°2  |  N° 3 N° 4  |  N° 5  |  N° 6  |  N° 7  |  N° 8  |  N° 9  |  N° 10  |  N° 11

Hemos obtenidos numerosos resultados que se tradujeron en un mejor conocimiento del comportamiento social frente a la seguridad vial de nuestro país. Compartimos los informes realizados por el Observatorio durante del año 2018. 

N° 1  |   N°2  |  N° 3  |  N° 4  |  N° 5  |  N° 6  |  N° 7  |  N° 8  |  N° 9  |  N° 10  |  N° 11