Espejito, espejito: el 74% de los automovilistas admiten que se distraen con el retrovisor

Ver que el conductor que está con el auto detenido se peina o está hablando por teléfono cuando el semáforo ya está verde, es una situación muy frecuente en las calles porteñas. La mayoría de los conductores que sufre este “bloqueo” apela al bocinazo para apurar al distraído.

El Observatorio Vial de la CECAITRA (Cámara que nuclea a empresas productoras de software vial), realizó un sondeo telefónico en 1.000 hogares de la Ciudad y el Gran Buenos Aires, para consultar si los conductores admitían tener este tipo de distracción al volante.

Ante la pregunta “mientras espera en el semáforo ¿se mira el espejito del auto?”, un 74% dijo que sí. Las causas de la distracción fueron variadas. El ranking fue encabezado por las mujeres que admitieron aprovechar ese tiempo para retocarse el maquillaje (30%). En segundo lugar, los conductores dijeron usar el espejo para mirar cómo está peinado (26%)..

Las demás causas señaladas fueron “mirar el espejo por aburrimiento” (12%) y “revisarse el cuello de la camisa o el nudo de la corbata” con un 6%. Solamente un 26% dijo no mirarse nunca el espejito, mientras espera con el vehículo detenido.

La ley de Tránsito nacional N° 24.449 expresa entre los requisitos para la circulación de los automotores poseer un “sistema retrovisor amplio, permanente y efectivo”. O sea, que aunque no lo especifique detalladamente, los espejos son condición para transitar, porque forman parte de la seguridad del vehículo.

“Los espejos retrovisores cumplen una función muy importante ya que amplían el campo visual, tanto lateral como trasero del vehículo. Son indispensables a la hora de conducir ampliando nuestra visión sin necesidad de mover la cabeza. Que este elemento de seguridad se transforme en una distracción, debe llevarnos a reflexionar acerca de su mal uso”, explicó Facundo Jaime, vocero de la CECAITRA.

La Organización Mundial de la Salud difundió, con un fin preventivo, las cuatro distracciones que se pueden dar mientras se conduce: visuales, como apartar la vista de la calle; cognitivas, por ejemplo, al reflexionar sobre un tema de conversación con algún ocupante del vehículo, en lugar de estar atento al cambio del semáforo; físicas, como cuando una conductora manipula sus elementos de maquillaje o se acomoda el pelo, en lugar de conducir con ambas manos al volante y auditivas, como por ejemplo, responder a un teléfono celular o subir el volumen de la radio.

Esta distracción origina en más de una oportunidad, que se emplee los bocinazos como método para “apurar” a los conductores. Esto origina, que otro elemento de seguridad como lo es la bocina, termine siendo también mal usado.

La bocina es otro de los requisitos obligatorios para circular expresado en la normativa vial como un dispositivo mínimo de seguridad. La ley también expresa que está prohibido “usar la bocina o señales acústicas; salvo en caso de peligro o en zona rural”. Sobre el uso de la bocina, además el artículo 42 enuncia que en caso de adelantamiento se “debe advertir al que le precede su intención de sobrepasarlo por medio de destellos de las luces frontales o la bocina en zona rural”.

“Se debe tener en claro que la bocina solamente debe usarse para la prevención de los siniestros viales. De ninguna manera deberá ser utilizada como medio para apresurar a los demás conductores, por más que se considere que están desatentos y alteran el buen funcionamiento del tránsito”, finalizó Jaime.

Fuente: https://www.clarin.com/ciudades/espejito-espejito-74-automovilistas-admiten-distraen-retrovisor_0_BVCoJfvKb.html 

Ponemos a disposición los informes del Observatorio de Seguridad Vial para descargar.

Con relación a los diferentes grados de derechos y obligaciones que los peatones asumen a la hora de comportarse en las calles, la mayoría de los consultados opinó que no se sienten respetados en su prioridad de paso (53%) casi nunca o nunca,  pero no parecen reconocer las irresponsabilidades propias: “todos se manejan de manera irresponsable en las calles menos yo. 

 

Ver y descargar aquí

Una vez más, se encuentra la presencia de actitudes contradictorias y ambivalentes de la población ante las normas de tránsito y  la prevención vial.  Mientras que en términos individuales suelen responder que se ajustan a las normas y creen en la prevención, a la vez suponen que son los demás, es decir, la mayoría de la población, los que no tienen esa misma predisposición.  

De los datos obtenidos es posible observar que en opinión de la sociedad en general, resulta bajo el nivel de respeto a la norma del uso del casco por parte de los motociclistas, y la falta de conciencia sobre su peligrosidad es posible de atribuir a una faltante de educación vial con relación a la peligrosidad en el uso de motos y motocicletas y la gravedad del no uso de casco.  

Ver y descargar aquí

Una vez más, se encuentra la presencia de actitudes contradictorias y ambivalentes de la población ante las normas de tránsito y  la prevención vial. Si bien la mayoría de los consultados afirma estar de acuerdo con la instalación de alcoholímetros en bares, restaurantes y locales bailables, sólo el 14% se sometería voluntariamente a los controles. El 27% de la población considera que la peligrosidad de llevar objetos sueltos dentro del auto es baja y con respecto a llevarse el dedo a la nariz mientras el vehículo se encuentra detenido, el 53% dice casi nunca hacerlo. 

Ver y descargar aquí

En el informe del mes de Mayo, se han abordado tres ejes principales: respeto de los ciclistas hacia las normas, el riesgo por los carteles publicitarios en las rutas y, por último, la habilitación de bicicletas eléctricas o a motor en la bicisenda

Ver y descargar

En el informe del mes de Marzo, se han abordado tres ejes principales: El uso de la bocina: utilización y normativa, la posibilidad de existencia de controles automáticos y obligatorios de alcoholemia en los puestos de peaje y, por último, el uso de dispositivos de localización en automóviles.

Ver y descargar

Los encuestados han demostrado un amplio apoyo a la hipotética posibilidad de instaurar carriles exclusivos para motos y motocicletas en avenidas principales y a la implementación del registro de conducir digital

Ver y descargar

Se consultó sobre dos problemáticas en auge durante el período vacacional: el uso de cuatriciclos y el abandono de mascotas. Los resultados no dejan dudas de la opinión de la sociedad en ambos puntos. 

Ver y descargar

La mala utilización de las banquinas genera malestar entre los conductores y embotellamientos que perjudican la correcta fluidez del tránsito. Conoce los números de esta conducta tan arraigada en nuestra sociedad.  

Ver y descargar

Hemos obtenidos numerosos resultados que se tradujeron en un mejor conocimiento del comportamiento social frente a la seguridad vial de nuestro país. Compartimos los informes realizados por el Observatorio durante del año 2018. 

N° 1  |   N°2  |  N° 3  |  N° 4  |  N° 5  |  N° 6  |  N° 7  |  N° 8  |  N° 9  |  N° 10  |  N° 11