¿Bicisendas o peligrosos senderos?

UNA BUENA IDEA PARA EL TRANSITO EN LA CIUDAD, PERO TODAVIA MUY INCIPIENTE 

En algunos lugares de la ciudad se pueden observar ciclovías, demarcadas con la línea correspondiente, y en algunos casos con cartelería alusiva, pero en general no es algo a lo que los santarroseños estemos habituados. Lo cierto es que, si bien el proyecto podría resultar interesante, la actitud de los automovilistas y motociclistas no es por ahora de respeto para ese tipo de implementación.

Los ciclistas que transitan por la ciudad -en general- no las utilizan con habitualidad, y los que lo hacen es muy probable que en el trayecto se encuentren con diversos obstáculos que no lo tornan práctico para la circulación. Tanto porque se pueden ver autos que estacionan haciendo caso omiso a la demarcación y el espacio en el que deben marchar las bicicletas; y también porque los transeúntes tampoco las tienen en cuenta.

¿Falta información?.

Hay que decir que existe una incipiente programación para considerar especialmente el tránsito en bicicletas, pero no es menos cierto que no ha sido suficientemente publicitado desde la Municipalidad de Santa Rosa. Precisamente esa falta de información vuelve peligroso marchar confiados por ese sendero delimitado por una línea amarilla y la vereda correspondiente. Casi podría afirmarse que quien lo hace debe estar muy atento a las maniobras de los autos, motos, y aún de transeúntes que no tienen en cuenta ese espacio.

Planificación incipiente.

Alguna conversación con el director de Tránsito de la comuna, y también con el titular de Control e Inspección de Servicios Públicos, trasladó las inquietudes de este diario a un área que definieron como «Planificación». Así, el arquitecto y urbanista Tobías Garzarón explicó algunas características de la señalización que hay en Santa Rosa referido a bicisendas. Cabe decir que en septiembre del año anterior se hizo llegar a Nación un material que consta de tres planos, «en los que se indican seis estados de referencia. El primero muestra la situación actual de la ciudad. El segundo expone solamente el escenario futuro de la ciudad, y el tercero superpone los dos anteriores a bien de mostrar y diferenciar todas las etapas de acción.

Datos de Santa Rosa.

Garzarón le dijo a este diario que en principio se hizo un informe general, un diagnóstico de cómo está Santa Rosa, volcándose en el trabajo lo que tiene que ver con infraestructura, datos estadísticos y proyectos previos.

La información municipal da cuenta que el tramo existente, al que se denomina «consolidado», es la bicisenda correspondiente a la sección sur de la Avenida Luro, que tiene un 90% de los elementos estructurales, siendo el único lugar de la ciudad con un funcionamiento aceptable en la temática. También se da cuenta que la parte existente «sin consolidar»: son ciclovías sin división acordonada, con apenas una demarcación pintada, falta de señalización y otros elementos de seguridad.

Bicisenda y paseo público.

También se hace alusión a un sector en «ejecución» en su etapa inicial, que es un sector sobre la calle «El Fortín» en la vera de las vías del ferrocarril y límite de la Laguna Don Tomás, que está en etapa de cartelería, limpieza y educación de tránsito, próxima a la demarcación de la ciclovía transitoria. Se estima que es un sector que merece un tratamiento futuro más integral, transformándose en bicisenda y paseo público.

Intervenciones urbanas.

Se puede agregar que lo proyectado con expediente está referido a intervenciones urbanas puntuales que han requerido tratamiento urbano específico y ya tienen calidad de «expediente municipal» a nivel de anteproyecto o más avanzado.

Garzarón señaló que «la etapa ‘Nación anteproyecto’ considera la mayoría de lo enviado, excepto un par de vías descartadas o reacomodadas por algún error circulatorio o cambio de trazas. Por otra parte lo expresado en ‘Futura Municipal’, corresponde a situaciones particulares que se han discutido en los ámbitos técnicos y políticos municipales, como también al diálogo e intercambio con ONGs interesadas e idóneas sobre la cuestión».

Informe a Nación.

El funcionario expresó que «todo esto no pretende, y lejos está, de especificar un proyecto definitivo y completo, ya que la temática se inserta como un subtema dentro de la problemática urbana de la movilidad, que merece un estudio más profundo». Destacó que el material enviado a Nación «adjuntaba muchísimos anexos -más de 20 planos-, con ubicación de semáforos, rampas, zonas de salud, recorridos de colectivos, pavimento y cordón cuneta, zonas de accidentes, avenidas, sectores de inundaciones, redes de servicios, establecimientos educativos, zonificaciones y vías de comunicación entre otros».

Respuesta/propuesta.

Si bien desde Nación «hubo una respuesta/propuesta, nos dimos cuenta que no habían tomado toda la información adecuadamente, porque muchas ciclovías pasaban por calles inundables, o tenían impedimentos/barreras como las vías, manzanas o calles sin abrir». El arquitecto Garzarón señaló que en el tema obviamente «el intendente es el ‘máximo decisor’, y la autoridad de aplicación y ejecución es la Dirección de Tránsito», en tanto la dependencia de la que es titular «es asesora de asuntos proyectuales, técnicas y urbanísticas. Por supuesto que velamos por el código urbanístico, pero lamentablemente no contiene la suficiente y necesaria información sobre estas cuestiones», concluyó.

Más metros de «ciclobanda».

La Municipalidad de Santa Rosa informó ayer que esta semana se habilitó una nueva «ciclobanda» sobre la calle Tierno entre Avenida Circunvalación y Avenida Luro, con una traza cercana a los 850 metros.

Las «ciclobandas» son carriles exclusivos para bicicletas señalizados y delimitados en una franja de la calzada. Pueden tener un solo sentido de circulación o ser de ida y vuelta, y cuentan con señalización horizontal y vertical especial.

De acuerdo con un informe de la comuna, «previamente se realizaron 320 encuestas sobre movilidad a vecinos y vecinas de los barrios Esperanza, Néstor Kirchner, Pueblos Originarios, Mandela, Plan Vial, Fonavi 41 «Los Caldenes» y Villa Sol del Este, para definir esta nueva senda, realizadas por personal municipal de las áreas de Género, Juventud y Vecinales.

La franja etaria de los encuestados fue de los 13 a los 70 años. El 64% de los entrevistados posee la tarjeta «Sube». El 23% utiliza la bicicleta como medio de transporte, de los que el 45% son mujeres y el 55% varones.

En ese marco, el 68% de los usuarios de bicicleta utiliza la calle Tierno como principal vía de salida de los barrios relevados. Por otro lado, discriminados por sexo, el 70% de las mujeres y el 66% de los varones que utilizan la bicicleta como transporte salen por esa arteria a los distintos destinos en la ciudad.

Desde la comuna destacaron que la iniciativa «está enmarcada en el Plan Estratégico de Desarrollo de Santa Rosa, elaborado participativamente y aprobado durante el año anterior, que cuenta entre los proyectos priorizados el de movilidad sustentable», con una «estrategia adoptada por el municipio que contempla la red de transporte para bicicletas, para facilitar el desplazamiento seguro y saludable de las personas hacia los entes educativos, deportivos, de salud, comerciales y centros de gestión». 

Fuente: http://www.laarena.com.ar/la_pampa-bicisendas-o-peligrosos-senderos-2042665-163.html

 

 

 

Ponemos a disposición los informes del Observatorio de Seguridad Vial para descargar.

Con relación a los diferentes grados de derechos y obligaciones que los peatones asumen a la hora de comportarse en las calles, la mayoría de los consultados opinó que no se sienten respetados en su prioridad de paso (53%) casi nunca o nunca,  pero no parecen reconocer las irresponsabilidades propias: “todos se manejan de manera irresponsable en las calles menos yo. 

 

Ver y descargar aquí

Una vez más, se encuentra la presencia de actitudes contradictorias y ambivalentes de la población ante las normas de tránsito y  la prevención vial.  Mientras que en términos individuales suelen responder que se ajustan a las normas y creen en la prevención, a la vez suponen que son los demás, es decir, la mayoría de la población, los que no tienen esa misma predisposición.  

De los datos obtenidos es posible observar que en opinión de la sociedad en general, resulta bajo el nivel de respeto a la norma del uso del casco por parte de los motociclistas, y la falta de conciencia sobre su peligrosidad es posible de atribuir a una faltante de educación vial con relación a la peligrosidad en el uso de motos y motocicletas y la gravedad del no uso de casco.  

Ver y descargar aquí

Una vez más, se encuentra la presencia de actitudes contradictorias y ambivalentes de la población ante las normas de tránsito y  la prevención vial. Si bien la mayoría de los consultados afirma estar de acuerdo con la instalación de alcoholímetros en bares, restaurantes y locales bailables, sólo el 14% se sometería voluntariamente a los controles. El 27% de la población considera que la peligrosidad de llevar objetos sueltos dentro del auto es baja y con respecto a llevarse el dedo a la nariz mientras el vehículo se encuentra detenido, el 53% dice casi nunca hacerlo. 

Ver y descargar aquí

En el informe del mes de Mayo, se han abordado tres ejes principales: respeto de los ciclistas hacia las normas, el riesgo por los carteles publicitarios en las rutas y, por último, la habilitación de bicicletas eléctricas o a motor en la bicisenda

Ver y descargar

En el informe del mes de Marzo, se han abordado tres ejes principales: El uso de la bocina: utilización y normativa, la posibilidad de existencia de controles automáticos y obligatorios de alcoholemia en los puestos de peaje y, por último, el uso de dispositivos de localización en automóviles.

Ver y descargar

Los encuestados han demostrado un amplio apoyo a la hipotética posibilidad de instaurar carriles exclusivos para motos y motocicletas en avenidas principales y a la implementación del registro de conducir digital

Ver y descargar

Se consultó sobre dos problemáticas en auge durante el período vacacional: el uso de cuatriciclos y el abandono de mascotas. Los resultados no dejan dudas de la opinión de la sociedad en ambos puntos. 

Ver y descargar

La mala utilización de las banquinas genera malestar entre los conductores y embotellamientos que perjudican la correcta fluidez del tránsito. Conoce los números de esta conducta tan arraigada en nuestra sociedad.  

Ver y descargar

Hemos obtenidos numerosos resultados que se tradujeron en un mejor conocimiento del comportamiento social frente a la seguridad vial de nuestro país. Compartimos los informes realizados por el Observatorio durante del año 2018. 

N° 1  |   N°2  |  N° 3  |  N° 4  |  N° 5  |  N° 6  |  N° 7  |  N° 8  |  N° 9  |  N° 10  |  N° 11