Fumar, tomar mate y otras distracciones que pueden causar accidentes viales

Clarín,
28/5/18

MANIOBRAS QUE SE VUELVEN INSEGURAS

Fumar, tomar mate y otras distracciones que pueden causar accidentes viales

En una encuesta, 80% de la gente reconoció que las malas costumbres al volante provocan siniestros. Buenos Aires es una ciudad dinámica, viva. Pero en términos de seguridad vial, eso también significa que el conductor debe estar muy atento: en cada bocacalle puede aparecer un peatón u otro vehículo. Manejar por los barrios porteños exige un grado de concentración que no siempre está presente en la conducta de los automovilistas. Al respecto, un informe del Observatorio Vial de CECAITRA (cámara que nuclea a las empresas fabricantes de radares) indagó sobre la siguiente premisa: "Las faltas de tránsito son consecuencia de las costumbres argentinas a la hora de conducir", vinculando el uso del celular, comer, tomar mate o fumar como prácticas inadecuadas pero frecuentes al volante. La Cámara hizo un sondeo telefónico en 1.426 hogares del Área Metropolitana: 8 de cada 10 encuestados estuvieron de acuerdo con esa premisa. Para ahondar más en las responsabilidades, consultó acerca del por qué suceden. El 29% sostuvo que la transgresión a las normas es el principal motivo; el 21% consideró que es la falta de atención o cuidado de los conductores y otro 21% afirmó que suceden por la existencia de automovilistas alcoholizados.

Es decir, que para 7 de cada 10, la responsabilidad es exclusiva de los conductores. Mientras que para los 3 restantes, los peatones (por falta de atención o incumplimiento de normas) son responsables. Según la Organización Mundial de la Salud, las distracciones en la conducción pueden ser de cuatro tipos: visuales (como apartar la vista del camino); cognitivas (por ejemplo, reflexionar sobre un tema de conversación del que se esté hablando por teléfono o estar absorto por una preocupación); físicas (como cuando un conductor sujeta o manipula un aparato, en lugar de tener las dos manos al volante), y auditivas (por ejemplo, responder a un celular). En una llamada telefónica, esas cuatro distracciones ocurren en simultáneo, lo que implica un alto riesgo para la conducción. Dada la gravedad del tema, el Gobierno porteño también dedicó una investigación al asunto. A partir de un estudio hecho en septiembre y octubre por el Observatorio de Seguridad Vial porteño, un centro estatal que depende de la Secretaría de Transporte, se determinó que la principal distracción de los conductores porteños es el uso del celular. De 5.742 automóviles y camionetas observados, registraron distracciones en un 16,2% de los vehículos. La más frecuente fue el uso del celular con el 12,2%. Le siguió fumar (2.4%) y beber o comer (1.6%). "Se hizo en cuatro días y se eligieron 45 puntos, distribuidos en toda la Ciudad. Cada ubicación fue aleatoria y con la garantía de que tuviera una circulación entre media y alta de vehículos. Fue a través de la observación directa, cuando los conductores se detenían en el semáforo", explica Adriana Jakovcevic, del Observatorio Vial. Si bien el estudio marcó que una mayoría (82%) estaba atenta, no descartan que las distracciones sean mayores, dado que para lograr precisión sólo se las registraron en puntos fijos y frente a semáforos en rojo. Un 16,2% de los que manejan no presta total atención, según un relevamiento oficial

Ponemos a disposición los informes del Observatorio de Seguridad Vial para descargar.

Una vez más, se encuentra la presencia de actitudes contradictorias y ambivalentes de la población ante las normas de tránsito y  la prevención vial. Si bien la mayoría de los consultados afirma estar de acuerdo con la instalación de alcoholímetros en bares, restaurantes y locales bailables, sólo el 14% se sometería voluntariamente a los controles. El 27% de la población considera que la peligrosidad de llevar objetos sueltos dentro del auto es baja y con respecto a llevarse el dedo a la nariz mientras el vehículo se encuentra detenido, el 53% dice casi nunca hacerlo. 

Ver y descargar aquí

En el informe del mes de Mayo, se han abordado tres ejes principales: respeto de los ciclistas hacia las normas, el riesgo por los carteles publicitarios en las rutas y, por último, la habilitación de bicicletas eléctricas o a motor en la bicisenda

Ver y descargar

En el informe del mes de Marzo, se han abordado tres ejes principales: El uso de la bocina: utilización y normativa, la posibilidad de existencia de controles automáticos y obligatorios de alcoholemia en los puestos de peaje y, por último, el uso de dispositivos de localización en automóviles.

Ver y descargar

Los encuestados han demostrado un amplio apoyo a la hipotética posibilidad de instaurar carriles exclusivos para motos y motocicletas en avenidas principales y a la implementación del registro de conducir digital

Ver y descargar

Se consultó sobre dos problemáticas en auge durante el período vacacional: el uso de cuatriciclos y el abandono de mascotas. Los resultados no dejan dudas de la opinión de la sociedad en ambos puntos. 

Ver y descargar

La mala utilización de las banquinas genera malestar entre los conductores y embotellamientos que perjudican la correcta fluidez del tránsito. Conoce los números de esta conducta tan arraigada en nuestra sociedad.  

Ver y descargar

Hemos obtenidos numerosos resultados que se tradujeron en un mejor conocimiento del comportamiento social frente a la seguridad vial de nuestro país. Compartimos los informes realizados por el Observatorio durante del año 2018. 

N° 1  |   N°2  |  N° 3  |  N° 4  |  N° 5  |  N° 6  |  N° 7  |  N° 8  |  N° 9  |  N° 10  |  N° 11