Fumar, tomar mate y otras distracciones que pueden causar accidentes viales

Clarín,
28/5/18

MANIOBRAS QUE SE VUELVEN INSEGURAS

Fumar, tomar mate y otras distracciones que pueden causar accidentes viales

En una encuesta, 80% de la gente reconoció que las malas costumbres al volante provocan siniestros. Buenos Aires es una ciudad dinámica, viva. Pero en términos de seguridad vial, eso también significa que el conductor debe estar muy atento: en cada bocacalle puede aparecer un peatón u otro vehículo. Manejar por los barrios porteños exige un grado de concentración que no siempre está presente en la conducta de los automovilistas. Al respecto, un informe del Observatorio Vial de CECAITRA (cámara que nuclea a las empresas fabricantes de radares) indagó sobre la siguiente premisa: "Las faltas de tránsito son consecuencia de las costumbres argentinas a la hora de conducir", vinculando el uso del celular, comer, tomar mate o fumar como prácticas inadecuadas pero frecuentes al volante. La Cámara hizo un sondeo telefónico en 1.426 hogares del Área Metropolitana: 8 de cada 10 encuestados estuvieron de acuerdo con esa premisa. Para ahondar más en las responsabilidades, consultó acerca del por qué suceden. El 29% sostuvo que la transgresión a las normas es el principal motivo; el 21% consideró que es la falta de atención o cuidado de los conductores y otro 21% afirmó que suceden por la existencia de automovilistas alcoholizados.

Es decir, que para 7 de cada 10, la responsabilidad es exclusiva de los conductores. Mientras que para los 3 restantes, los peatones (por falta de atención o incumplimiento de normas) son responsables. Según la Organización Mundial de la Salud, las distracciones en la conducción pueden ser de cuatro tipos: visuales (como apartar la vista del camino); cognitivas (por ejemplo, reflexionar sobre un tema de conversación del que se esté hablando por teléfono o estar absorto por una preocupación); físicas (como cuando un conductor sujeta o manipula un aparato, en lugar de tener las dos manos al volante), y auditivas (por ejemplo, responder a un celular). En una llamada telefónica, esas cuatro distracciones ocurren en simultáneo, lo que implica un alto riesgo para la conducción. Dada la gravedad del tema, el Gobierno porteño también dedicó una investigación al asunto. A partir de un estudio hecho en septiembre y octubre por el Observatorio de Seguridad Vial porteño, un centro estatal que depende de la Secretaría de Transporte, se determinó que la principal distracción de los conductores porteños es el uso del celular. De 5.742 automóviles y camionetas observados, registraron distracciones en un 16,2% de los vehículos. La más frecuente fue el uso del celular con el 12,2%. Le siguió fumar (2.4%) y beber o comer (1.6%). "Se hizo en cuatro días y se eligieron 45 puntos, distribuidos en toda la Ciudad. Cada ubicación fue aleatoria y con la garantía de que tuviera una circulación entre media y alta de vehículos. Fue a través de la observación directa, cuando los conductores se detenían en el semáforo", explica Adriana Jakovcevic, del Observatorio Vial. Si bien el estudio marcó que una mayoría (82%) estaba atenta, no descartan que las distracciones sean mayores, dado que para lograr precisión sólo se las registraron en puntos fijos y frente a semáforos en rojo. Un 16,2% de los que manejan no presta total atención, según un relevamiento oficial

Ponemos a disposición los informes del Observatorio de Seguridad Vial para descargar.

Se abordaron dos ejes relacionados a la actualidad de la vialidad durante el último período: la utilización de tapabocas o barbijos dentro del vehículo y la percepción social sobre la creciente aparición de monopatines eléctricos en las calles y avenidas.

Parece existir en la mayoría de la población un aceptable índice de uso del tapaboca o barbijo en interior del automóvil, datos que son concordantes con la creencia en la importancia de su uso, aunque no deja de ser llamativo que todavía un 14% no lo hace, y que considera que no es obligatorio su uso.

En cuanto a los monopatines eléctricos una amplia mayoría los percibe como peligrosos o muy peligrosos. Resulta importante reafirmar la necesidad de establecer reglas viales claras y de fortalecer la educación vial ciudadana con el fin de que la convivencia entre las personas en el entramado vial, con sus cambios y transformaciones, vaya acompañado de una baja en la tasa de accidentes viales.

Ver y Descargar

En este informe nos preguntamos qué piensa la sociedad sobre la relación entre la seguridad vial y la pandemia. Los resultados muestran que la sociedad no cree que los nuevos hábitos adquiridos vayan a mejorar los índices de siniestralidad.

Asimismo se mantiene la creencia de que "el problema son los otros" una tendencia que se sostiene a lo largo de todos los informes realizados por el Observatorio y brinda una valiosa información para las campañas de concientización llevadas adelante por diferentes organismos. 

Ver y Descargar

La discusión de género está a la orden del día en los debates de la televisión, la radio y especialmente en las redes sociales. Por eso, desde el Observatorio Vial quisimos conocer si, mediante el paso del tiempo y las discusiones públicas, la mirada de las personas sobre las mujeres conductoras había cambiado. Y los resultados fueron auspiciosos.  Los resultados dejan ver una diferencia marcada por edad y género a favor de la confianza a favor de las mujeres. Es decir que, tanto las mujeres como los jóvenes, vendrían con menos “prejuicios de fábrica”.

También se consultó sobre la seguridad de los más pequeños a hora de viajar en auto. Si bien el uso de la sillita se encuentra instaurado, muchos consultados desconocían hasta qué edad era obligatorio el uso de Sistemas de Retención Infantil y cuándo podían viajar en el asiento del acompañante.  Sumadas todas las respuestas equivocadas, 6 de cada 10 desconocen qué dice la ley. Más motivos para seguir concientizando sobre la seguridad vial. 

Ver y descargar

Así como no respetar la velocidad máxima representa uno de los mayores peligros en las rutas y calles argentinas,  también respetar la velocidad mínima es clave, especialmente en rutas, autovías y autopistas. Desde el Observatorio consultamos sobre qué piensan los peatones y los conductores sobre su no cumplimiento y sobre la temeridad de la falta.  
Con respecto al rol del acompañante, la mayoría de los consultados afirmó que desarrollaba prácticas que colaboraban con que el conductor ponga su atención en la ruta y una gran mayoría dijo que le gustaría contar con mayor informacón sobre cómo llevar a cabo un acompañamiento responsable. 

Ver y descargar

A pensar de la creciente importancia de la realización de la VTV, la mayoría de la ciudadanía no tiene en cuenta cuál es la fecha de su vencimiento.
Muchos de los siniestros en las rutas tienen como causa principal la falta de descanso. Conocé los números en el primer informe del año.

Ver y descargar

La función del Observatorio de Seguridad Vial es facilitar contenido que muestre la percepción y conocimiento de la sociedad de la vialidad nacional. Compartimos los informes realizados por el Observatorio durante del año 2019

N° 1  |   N°2  |  N° 3 N° 4  |  N° 5  |  N° 6  |  N° 7  |  N° 8  |  N° 9  |  N° 10  |  N° 11

Hemos obtenidos numerosos resultados que se tradujeron en un mejor conocimiento del comportamiento social frente a la seguridad vial de nuestro país. Compartimos los informes realizados por el Observatorio durante del año 2018. 

N° 1  |   N°2  |  N° 3  |  N° 4  |  N° 5  |  N° 6  |  N° 7  |  N° 8  |  N° 9  |  N° 10  |  N° 11